Por favor seleccione operador y velocidad, después pulse iniciar test
Preparando test, espere...
10m
30m
50m
70m
90m
110m
0 Mb/s
Bajada 0 Mb/s
Subida 0 Mb/s
 
 
Servidor:  
Ping 0 ms
Comparte tu resultado
¡Copiado! Pégalo con Control + V
# Velocidad Bajada Velocidad Subida Operador Latencia

Seguro que todos nos hemos dado cuenta de que al conectarnos a una Web hay dos opciones que son HTTP y HTTPS. Existen diferencias importantes relacionadas con la seguridad. En este artículo vamos a tratar de explicar en qué consisten. Es más importante de lo que podamos pensar. Siempre con la seguridad del usuario por delante. En los últimos tiempos ha aumentado el número de páginas que ha adoptado HTTPS.

Tener acceso a un test de velocidad online es importante por diferentes aspectos. Uno de ellos es conocer en todo momento qué velocidad nos llega. Esto nos puede resolver dudas referentes a qué tenemos contratado. También nos sirve para averiguar si existe algún problema. Simplemente con comprobar la velocidad que nos llega, podemos ver si algo va mal. Es por ello que es importante realizar un test de este tipo.

La dirección IP es nuestra identidad en Internet. Es lo que hace único a nuestro equipo frente a todos los demás. Una especie de matrícula o DNI, en cierto modo. Así los servidores pueden mandarnos la información que requerimos. Como si de una carta se tratara y el mensajero tiene que conocer la dirección de destino. Saber cuál es mi IP puede resultar importante. Explicamos cómo es.

Una de las cosas más importantes de una conexión son las DNS. Lo vemos frecuentemente, pero mucha gente no sabe realmente qué son y cuál es su utilidad. Sus siglas, en inglés, significan Domain Name System (sistemas de nombres de dominio). En este artículo explicamos qué son las DNS y cuál es el uso real que tienen en el funcionamiento de Internet.

Existen muchos motivos por los cuales podemos pensar en hacer un test de velocidad de Internet. Puede ser que simplemente queramos conocer cuál es nuestra conexión. Hemos cambiado de router y queremos ver si nos llega correctamente. También puede ser que hayamos cambiado la tarifa y queramos comprobar qué velocidad nos llega. Pero uno de los motivos más habituales puede ser debido a un problema.

Seguramente si disponemos de un router moderno hemos visto que cuenta con dos bandas diferentes. Puede trabajar a diferente frecuencia, ya que hay diferencias entre 2.4Ghz y 5Ghz. Antiguamente todos los routers y dispositivos como móviles o tabletas funcionaban a través de 2.4Ghz. Sin embargo en la actualidad la compatibilidad existe también con los equipos a 5Ghz. Hay que saber diferenciar ambas frecuencias para poder elegir la mejor. Todo depende, como casi siempre, de lo que busquemos y el tipo de usuario que seamos.

Hay veces que navegamos por Internet o tratamos de descargar o subir algún archivo y no funciona correctamente. Comprobamos que va lento o que no va lo fluido que debería. Los problemas son múltiples, pero lo mejor que podemos hacer es una prueba de conexión. Con un simple test de velocidad como el que tenemos en nuestra Web veremos si existe algún problema. Según lo que tengamos contratado de Internet comprobaremos si nos llega correctamente.

Aunque parezca raro, muchos usuarios tienen la misma pregunta que yo, ¿cuál es mi velocidad de Internet? Desconocen realmente qué tipo de conexión tienen contratado. Incluso puede ser que lleven años con la misma compañía y ésta haya mejorado las condiciones. Puede que ahora tenga una mayor capacidad de subida, por ejemplo. En muchos casos basta con recurrir a un test de velocidad como el que tenemos en nuestra Web.

Comprobar la velocidad de fibra que nos llega a nuestros equipos es importante. Tener controlado que todo funciona correctamente nos ayuda a evitar problemas de conexión. En los últimos tiempos, con la llegada de la fibra óptica, la velocidad de conexión ha aumentado notablemente. Esto significa que tenemos una mayor capacidad de subida y bajada, pero igualmente debemos conocerla y ver que todo va bien.

Muchos no son conscientes de los peligros que corren al conectarse a las redes WiFi públicas, ya sean en instituciones o en negocios privados. Los datos entre los que están conectados al mismo punto de acceso son vulnerables. Además es relativamente fácil para cualquiera con ciertos conocimientos para interceptar la señal y, con ella, nuestros datos.

Para muchos usuarios el único momento en el que están sin conexión a Internet es durante un vuelo. Todos estamos conectados de una u otra forma casi todo el día, ya sea en el ordenador, con el móvil en el bolsillo o muchos aparatos de nuestro hogar que hoy en día funcionan conectados a la red. Incluso cuando viajamos a un país extranjero, más aún ahora con el fin del roaming en Europa, tenemos conexión. Sin embargo durante un vuelo es raro. En este artículo explicamos cómo funciona el WiFi en un avión.

Muchos solemos conectarnos a WiFi públicos sin leer las condiciones. Especialmente cuando estamos de viaje, en un país extranjero, y tenemos la oportunidad de conectarnos a una red abierta, donde en algunas ocasiones nos piden nuestro nombre, e-mail y poco más. Normalmente hay una serie de condiciones que hay que aceptar. Lo típico cuando nos registramos en alguna Web, por ejemplo. Sin embargo estas condiciones no las leemos y puede pasar que nos toque limpiar baños o limpiar los restos de animales en los parques.

Es la gran promesa para 2020 y la llegada del 5G es casi inminente. Vodafone ya está instalando tecnologías 4,5G que lo van adelantando al crear redes de hasta 700 Mbps de descarga en grandes capitales. La nueva generación de redes móviles está a la vuelta de la esquina y la pregunta es ¿qué nos aportará?