Por favor seleccione operador y velocidad, después pulse iniciar test
Preparando test, espere...
10m
30m
50m
70m
90m
110m
0 Mb/s
Bajada 0 Mb/s
Subida 0 Mb/s
 
 
Servidor:  
Ping 0 ms
Comparte tu resultado
¡Copiado! Pégalo con Control + V
# Velocidad Bajada Velocidad Subida Operador Latencia

Mantenernos seguros al conectarnos a Internet es muy importante. Existen numerosas aplicaciones y herramientas de seguridad. Sólo así podemos hacer frente a posibles amenazas que puedan poner en riesgo el buen funcionamiento de nuestro equipo. Pero también podemos tener algo físico que nos defienda en la red. Esto es un firewall físico y se interpone entre la red y el equipo. Así únicamente deja entrar las conexiones seguras o que queramos.

Vivimos en un tiempo en el que en casi cualquier lugar tenemos una red WiFi para conectarnos. Vimos recientemente que todos los aeropuertos de España van a tener conexión inalámbrica ilimitada y gratuita. Pero puede haber momentos en los que necesitemos utilizar el ordenador y no tengamos conexión. Por ejemplo si vamos montados en un autobús o tren. En ese caso una función muy útil es la de otorgar Internet a través de nuestro móvil.

Hay ocasiones en las que los usuarios quieren o necesitan poner otro navegador como predeterminado. Por ejemplo en Windows 10, el navegador predeterminado es Microsoft Edge. Sin embargo muy pocos usuarios lo utilizan realmente. Como vimos en otro artículo, Google Chrome, líder con diferencia, y Mozilla Firefox son los más utilizados. En este artículo vamos a explicar cómo poner otro navegador como el principal.

Uno de los temores que tiene la gente con su Internet, es que le roben WiFi. Es algo relativamente normal. Aunque es cierto que en los últimos tiempos los routers han mejorado en seguridad. En este artículo vamos a explicar algunos consejos para evitar que nuestro vecino o cualquier usuario nos robe WiFi. Algunas pautas sencillas para seguir.

Uno de los primeros pensamientos cuando notamos un problema con la conexión a Internet es pensar que alguien nos roba. Puede ser nuestro vecino, alguien que pasa por la calle o cualquiera dentro de nuestro rango. Pueden acceder a nuestro router y utilizar nuestro Internet. Siempre que realizamos un test de velocidad y vemos que algo va mal, es el primer pensamiento. En este artículo vamos a explicar cómo podemos ver si alguien nos roba WiFi.

Cuando vamos a instalar un sistema operativo lo normal es que lo tengamos en versión de 32 y 64 bits. Lo mismo ocurre en la mayoría de programas informáticos. Hay algunos, no obstante, que sólo están presentes en 32 o en 64 bits. En cuanto a los navegadores más populares, desde hace años los podemos encontrar en ambas versiones. En este artículo vamos a explicar qué podemos ganar al tener un navegador a 64 bits y en qué consiste realmente.

Muchas veces cuando nuestro equipo ha sido afectado por un malware, eso se traduce en pérdida de velocidad. Es por ello que un buen método para ver si todo va correctamente es realizar un test de velocidad. Así podremos comprobar si nos llega realmente la velocidad que nos corresponde. Cuando un equipo está infectado por virus, troyanos o malware de cualquier tipo, puede ralentizarse la conexión. En este artículo vamos a ver cómo comprobar posibles conexiones sospechosas.

Un PLC (Power Line Communications) es un aparato muy útil para mejorar nuestra conexión WiFi. Utiliza nuestro cableado eléctrico del hogar para transmitir datos y la propia corriente eléctrica. Lógicamente separa la información digital de la propia señal eléctrica. Gracias a estos dispositivos podremos conectar otros equipos de nuestra vivienda.

Cuando nos conectamos a Internet hay diferentes aspectos a tener en cuenta para que vaya bien. Una de las claves, como sabemos, es el router. Si este aparato no funciona correctamente podemos recibir menos velocidad de la que deberíamos. Pero también influye la tarjeta de red. Recientemente vimos cómo configurarla y comprobar que es adecuada. Pero también hay otro apartado que resulta vital para nuestra conexión. Es el cable que conecta nuestro equipo con el router. Para que nos llegue la máxima velocidad, este cable de red tiene que ser el adecuado.

Los ataques de malware han causado grandes daños a lo largo de los años. Los virus, gusanos, troyanos y ransomware. Todos tienen el poder de poner en jaque las redes, causando estragos en los negocios, gobiernos y ordenadores personales. Ha habido algunos muy significativos que han afectado a muchos usuarios. De eso vamos a hablar precisamente en este artículo. Vamos a recordar los ataques de malware más importantes de la historia.

Vivimos en un mundo cada vez más conectado. Utilizamos Internet en el móvil, en la tableta, en la televisión… Cada vez hay más aparatos interconectados. Esto tiene sus cosas positivas, pero también negativas. Al mismo tiempo que ha aumentado el número de usuarios a la red y de los dispositivos conectados, también lo ha hecho el número de malware. Esto es evidente: a más usuarios, mayor propagación. En este artículo vamos a ver las formas más comunes en las que se puede propagar el malware.

Algo vital a la hora de viajar a un país extranjero es contar con Internet. En el caso de los aeropuertos, esto es incluso más importante. Las largas esperas hacen que los usuarios utilicen sus teléfonos para enviar mensajes, usar el correo o navegar. Sin embargo no en todos sitios hay WiFi gratuito. Lo normal es que los viajeros que no son de ese país no tengan datos gratuitos. Aunque esto último, dentro de la Unión Europea ya ha dejado de ser tan problemático. Sin embargo Aena planea que en todos sus aeropuertos haya WiFi gratuito.

¿Nos podemos imaginar una velocidad de Internet del equivalente de la transferencia de 71 millones de vídeos en HD? Pues esa es la que puede lograr alcanzar el proyecto Marea. Se trata de un cable submarino que cruzará todo el Atlántico. Todavía no está operativo, pero se espera que vea la luz próximamente. La velocidad que alcanzará es de nada menos que 169 terabits por segundo.