Así puede el adware ralentizar la velocidad de Internet en tu móvil y PC

Hay que tener siempre mucho cuidado con los programas que instalamos. Pueden afectar no solo a la seguridad y privacidad, sino también a nuestra conexión de Internet. Un ejemplo es el adware, publicidad maliciosa que llega a través del software. Es algo que no deseamos, pero muy común entre los usuarios. En este artículo vamos a explicar cómo puede afectar el adware a la velocidad de Internet y cómo evitar ser víctima de este problema.

El adware puede ralentizar la velocidad de Internet

El adware se puede definir como la publicidad no deseada. Instalamos un programa en nuestro equipo, ya sea en el móvil o en el ordenador, y carga publicidad maliciosa. Se nos llena la ventana de anuncios, quizás incluso barras de herramientas o también otras aplicaciones adicionales. Es un problema serio ya que afecta al buen funcionamiento del dispositivo y también a la velocidad de Internet.

Quizás hagamos un test de velocidad y notemos que no nos llega lo que debería. Hemos instalado programas de dudosa procedencia y vemos que la pantalla se nos llena de anuncios constantemente. Ahí puede radicar el problema de esa conexión lenta.

Estos programas maliciosos utilizan recursos del equipo y de nuestra red. Consumen todo lo que tenemos disponible y puede mermar notablemente la velocidad. Es por ello que conviene tomar ciertas precauciones para mantener limpio el equipo y evitar pérdida de velocidad de Internet.

Protegerse frente al adware

Cómo protegernos del adware

Lo primero y más importante es utilizar el sentido común. Tenemos que descargar los programas de fuentes oficiales. Observar bien la procedencia y qué estamos instalando. En ocasiones, durante el proceso de instalación, nos piden aceptar que también se instale otro programa adicional. Incluso puede pedirnos consentimiento para recibir anuncios o instalar barras adicionales.

A veces instalamos programas desde fuentes inseguras y pueden contener malware, aunque el programa funcione correctamente. Estos archivos maliciosos son lo que conocemos en este caso como adware. Inundan nuestro equipo de publicidad y ralentiza la conexión a Internet.

También es importante contar con programas y herramientas de seguridad. De esta manera podremos protegernos del malware en general, y del adware en particular.

En caso de haber instalado un programa fraudulento y que veamos que ha introducido adware, lo ideal es desinstalarlo cuanto antes. Borrar todos los archivos que haya podido incluir. Posteriormente hacer un escaneo con el antivirus y así limpiar todo rastro que haya podido dejar.

Evitando el adware, en definitiva, podemos preservar el buen funcionamiento de nuestros dispositivos y mantener la velocidad de Internet correctamente.