Black Friday: qué es y por qué se celebra este día

En estos días hemos podido leer y escuchar por todas partes Black Friday. Mucha gente sabe que es un día (o días, incluso) en que hay rebajas, especialmente de temas relacionados con la tecnología. Sin embargo es algo tan arraigado ya en nuestra sociedad, que olvidamos un poco de dónde viene. También la razón por la que se celebra justo este día. Es un fenómeno que surgió en Estados Unidos, pero que en la actualidad podemos ver en numerosas empresas y ciudades en España.

Historia del Black Friday

Si empezamos a hablar de a qué es el Black Friday, podemos decir que básicamente es eso, un día donde las tiendas suelen ofrecer precios rebajados de sus artículos. La fecha en Estados Unidos, como su nombre indica, es un viernes. Pero no uno cualquiera y fijo, sino el día después de Acción de Gracias. Este día se celebra el cuarto jueves de noviembre.

Podríamos decir que es el día que da el pistoletazo de salida a las ventas navideñas. Podemos encontrar rebajas que pueden ser muy significativas. Gracias al uso de Internet y las redes sociales, este día se ha extendido mucho no solamente por Estados Unidos, el país originario, sino a otros lugares del mundo.

En relación con Internet y las redes sociales, surgió el conocido como Ciberlunes. Se celebra tres días después del Black Friday, es decir, el lunes siguiente. En este día básicamente ocurre lo mismo que el viernes, pero para compras realizadas a través de Internet. Podemos obtener, por tanto, precios inferiores a lo normal.

Qué es el Black Friday

¿Por qué este nombre?

La denominación de Black Friday (Viernes Negro) la empezaron a utilizar en la ciudad estadounidense de Filadelfia. Fueron los policías quienes, a causa del numeroso tráfico y tránsito de personas que ocurría al día siguiente de Acción de Gracias, empezaron a emplear este término. Esto fue en la década de 1960. Poco a poco fue extendiéndose y popularizándose al resto de estados americanos.

Hay que tener en cuenta que no es un día festivo. La gente, en general, trabaja y lleva una vida normal, como cada día. Aunque es cierto que algunas empresas dan esta fecha de descanso a sus empleados. A fin de cuentas, todo es un círculo. Es decir, si un trabajador ese día descansa, es más probable que vaya a un centro comercial a comprar. Al final otro trabajador gastará dinero en algo que repercuta a la primera empresa.

En nuestro país podríamos decir que es un fenómeno nuevo. Realmente el salto lo dio en 2015. Fue cuando muchas empresas comenzaron a realizar descuentos para este día.

Pero la polémica está presente, como en casi todo. Algunas empresas hacen una rebaja del 30%, por poner un ejemplo, el viernes. Sin embargo uno o dos días antes ha subido ese producto de precio un 35 o un 40. Por lo que al final incluso estamos pagando más.