Cómo mejorará el 5G el streaming y las videollamadas

Es evidente que la manera en la que nos conectamos hoy en día no tiene nada que ver a hace unos años. La tecnología ha avanzado mucho y continuará haciéndolo. Si hoy realizamos una prueba de velocidad, nada tiene que ver con los resultados de hace una década. Hablamos tanto de Internet doméstico como de redes móviles. También el uso que le damos a Internet ha cambiado mucho y las necesidades. En este artículo vamos a explicar cómo puede cambiar el 5G temas como el streaming o las videollamadas.

Los cambios que llegarán con el 5G

Antes el Internet se utilizaba para navegar, enviar correos electrónicos, mensajes y como mucho descargar pequeños archivos. La velocidad era muy inferior a la actual. Poco a poco surgieron las plataformas de redes sociales, vídeos y las páginas más sofisticadas. Seguramente no podríamos utilizar muchos de los servicios actuales con una conexión de hace 15 años.

Uno de los mayores cambios que va a experimentar Internet en los próximos años es la llegada del 5G. Va a suponer un cambio muy importante en la velocidad de Internet. Quizás donde menos se va a notar es a la hora de navegar, puesto que con las velocidades actuales tenemos una calidad más que decente. Sí se notará, y mucho, en aspectos como el streaming o las videollamadas.

Es cierto que hoy en día ya podemos realizar videollamadas con muy buena calidad. También ver vídeos en streaming que se están reproduciendo en cualquier otro lado del mundo. Sin embargo la latencia, aunque sea baja, existe. Esto hace que pueda haber una pequeña pérdida de tiempo en esa conexión y que no vaya todo lo fluida que quisiéramos.

Mejoras del streaming y las videollamadas con el 5G

Menos latencia

Con el 5G esto va a cambiar. Esa latencia o ping va a ser prácticamente nulo. No solo vamos a mejorar en cuanto a velocidad de subida o bajada, sino en calidad. Vamos a poder reproducir vídeos en streaming con mucha mayor calidad. Vamos a poder realizar videollamadas como si estuviéramos hablando con esa persona al lado.

Por tanto, la llegada de esta nueva tecnología va a abrir un abanico de posibilidades importante. No solamente de cara al usuario, a la persona que utiliza el móvil para el día a día. Quizás lo más importante es que va a beneficiar a la ciencia, a áreas como la medicina. Un cirujano va a poder operar a miles de kilómetros de distancia a través de una pantalla, sin sufrir ningún retardo.