El 5G, la tecnología que viene: estas mejoras aportará

La velocidad de Internet ha cambiado mucho en los últimos años. Esa es una realidad evidente. Si volviéramos al pasado y quisiéramos utilizar servicios y entrar en muchas páginas de hoy en día, sería imposible. La tecnología avanza y al hacer un test de velocidad hoy, nada tiene que ver con hace una década. Pasa en las conexiones domésticas, pero también en las redes móviles. Hoy hablamos del 5G y de qué aportará a la sociedad.

Las mejoras que traerá el 5G

Llevamos tiempo escuchando hablar del 5G. La nueva tecnología traerá velocidades de vértigo, superando al 4G actual. Si hace no muchos años celebrábamos la llegada del 4G, pronto estaremos utilizando una tecnología aún mayor. Sin embargo muchos se preguntan si realmente necesitamos más velocidad o qué novedades traerá realmente.

El 5G estuvo muy presente en el pasado Mobile World Congress de Barcelona. Si hablamos de velocidad, ofrecerá hasta 100 veces más. Una auténtica barbaridad, si vemos las velocidades que ya podemos obtener hoy en día.

Traerá especialmente mejoras en los directos. Habrá una bajada enorme de la latencia. Esto es el tiempo que tarda un paquete de datos en recibir respuesta. Como podemos imaginar, es muy útil para realizar videoconferencias, por ejemplo.

El aumento de velocidad del 5G

Muchas utilidades

Las utilidades son muy amplias. Algunas de ellas están enfocadas en la sanidad y ciencia. Permitirá realizar operaciones telemáticas prácticamente al instante, como si estuviéramos en ese lugar tan lejano al que llega nuestra señal.

Esto ayudará a realizar operaciones quirúrgicas a distancia. También otorgará la posibilidad de conducir vehículos, por ejemplo. Y sí, también mejorará notablemente los juegos online, ya que en estos casos la latencia es muy importante.

Pero uno de los aspectos más importantes y diferenciales respecto al 4G estará en el Internet de las cosas. Muchos más usuarios y objetos estarán conectados. Todo ello al mismo tiempo y sin interrupciones.

Todavía queda tiempo para que esta tecnología realmente esté implementada. Se espera que el mayor despliegue llegue en 2020. Habrá estaciones base conectadas de forma dual tanto 4G como 5G. Evidentemente será un proceso lento.

Incluso la TDT en España se verá dañada. Para 2020 está previsto que abandonen los 700 MHz para dejar espacio al 5G.