Esto pasa si no leemos las condiciones al conectarnos a una red WiFi

Muchos solemos conectarnos a WiFi públicos sin leer las condiciones. Especialmente cuando estamos de viaje, en un país extranjero, y tenemos la oportunidad de conectarnos a una red abierta, donde en algunas ocasiones nos piden nuestro nombre, e-mail y poco más. Normalmente hay una serie de condiciones que hay que aceptar. Lo típico cuando nos registramos en alguna Web, por ejemplo. Sin embargo estas condiciones no las leemos y puede pasar que nos toque limpiar baños o limpiar los restos de animales en los parques.

Experimento en Reino Unido

Esto es lo que han hecho en Reino Unido en varios establecimientos del país con WiFi. Claro que no es real, es decir, se trata únicamente de un estudio que han realizado para ver si los usuarios realmente leen las condiciones que aceptan al conectarse a una red sea donde sea.

El resultado es que 22.000 usuarios de Reino Unido aceptaron las condiciones de limpiar baños o excrementos de perros en los parques públicos. Eso sí, a cambio de conectarse a esa red WiFi y gratuita.

Broma de Purple

No ha sido más que una broma realizada por el proveedor de WiFi británico Purple. El experimento ha mostrado que la gente muy rara vez lee los términos y condiciones que aceptan antes de conectarse o antes de registrarse en alguna página. Normalmente dan su visto bueno a todo lo que les pongan.

Purple ha llevado a cabo este experimento durante dos semanas. En total más de 22.000 personas aceptaron las condiciones sin darse cuenta realmente de lo que hacían. Aseguran que únicamente una persona se dio cuenta de esto. La única que leyó, claro.

Desde Purple se han reafirmado en que por supuesto no van a hacer cumplir a nadie con estas cláusulas y que simplemente han querido mostrar a los usuarios y, en general, a los medios de comunicación, lo fácil que es que la gente acepte cláusulas y condiciones que puedan ser delicadas y que realmente no querrían aceptar.

Condiciones al conectarnos por WiFi

Con este experimento, como podemos ver, han logrado demostrar que muchos usuarios nos conectamos a redes WiFi que en muchos casos son desconocidas. Esto hace que no sepamos realmente de dónde proceden. Aceptamos términos y condiciones sin leer o sin hacerlo correctamente.

Han sido 22.000 usuarios de Reino Unido. Pero perfectamente podemos extrapolar estos datos a España y serían muy similares. Especialmente en lugares como aeropuertos o centros comerciales. Solemos encontrar muchos puntos de acceso a Internet que traen cláusulas y términos que debemos aceptar. A veces incuso incluir nuestro número de teléfono o correo electrónico.