¿Hasta qué punto Influye la velocidad de Internet a la hora de navegar?

Con el paso del tiempo la velocidad de conexión, o mejor dicho el ancho de banda, ha ido aumentando. Nada tiene que ver hoy en día cuando hacemos un test de velocidad, con lo que obteníamos hace unos años. Sin duda ha mejorado la manera en la que utilizamos la red. Podemos enviar y recibir datos con mayor facilidad y rapidez. Ahora bien, ¿se nota realmente a la hora de navegar en general? Quizás ahí la diferencia no sea tan grande, como vamos a explicar.

Velocidad de Internet para navegar

En general, los usuarios utilizan Internet para navegar, utilizar correo, aplicaciones de mensajería y reproducir vídeos en streaming. Normalmente no aprovechan al máximo la capacidad contratada. Hay quien se pregunta si al contratar una tarifa superior, que incluso doble la velocidad, navegarán más rápido.

Esto depende del punto de partida. No es lo mismo pasar de 100 Mbps a 300, que hacerlo de 1 Mbps a 3, por ejemplo. La carga inicial, ese primer punto de partida en el que se abre una web, realmente no depende tanto de la velocidad que tengamos contratada. Influye el tipo de página, el dominio y dónde resida, así como las DNS que utilicemos.

En definitiva, influye la velocidad del servidor y cuánto tarde en procesar nuestra petición. No es algo que, a priori, pueda depender del usuario y de la velocidad contratada.

Velocidad de Internet al navegar

Depende más del servidor de la web

Para que lo entendamos, nosotros enviamos una petición a un servidor, donde se aloja la web. Este servidor tarda un tiempo en enviar la respuesta, el primer byte, como se conoce. Según el tipo de servidor, su velocidad, el tráfico en ese momento y otras variables, la respuesta será más o menos rápida.

Por tanto, si abrimos una página web cualquiera y notamos que tarda algo en abrirse, no depende de nuestra conexión. Pasar de 100 Mbps a 300, como hemos mencionado, no aplica un cambio notable. Hay un tiempo fijo, en definitiva, que no depende de nuestra conexión.

Sí depende de la velocidad el hecho de que se cargue antes una página por completo. Es decir, si visitamos por ejemplo una página muy pesada, con muchas imágenes, vídeos, se cargará por completo antes mientras mejor sea nuestra conexión. Pero no arrancará en menos tiempo.

Por otro lado, si queremos enviar archivos, descargar cosas o reproducir vídeos en streaming, entonces sí que influye mucho el ancho de banda que tengamos contratado. Mientras mayor sea, más facilidad tendremos para estas acciones.