Esta es la velocidad máxima de descarga en 2G, 3G y 4G

Los usuarios móviles tienen entre sus máximas preocupaciones la velocidad de Internet. Como sabemos existen diferentes tecnologías que pueden hacer que tengamos una mejor o peor conexión. La cobertura, el lugar donde nos encontremos, pueden hacer que varíe enormemente. No es lo mismo si hacemos un test de velocidad en la calle del centro de una gran ciudad, que hacerlo dentro de un edificio en un pequeño municipio alejado de grandes urbes. En este artículo vamos a explicar qué velocidad máxima podemos obtener en 2G, 3G y 4G, así como en las diferentes modalidades de cada uno de ellos.

Velocidad máxima de descarga en redes 2G, 3G y 4G

Seguro que todos hemos visto alguna vez que nuestro móvil cambia de redes. Sabemos que estamos conectamos a 2G, pero a veces nos pone una G y otras una E. Lo mismo con el 3G, que podemos ver una H o H+, por ejemplo. Hay muchas clases de categorías y no todas ellas están disponibles en todos los lugares. La velocidad máxima puede variar bastante.

Estas categorías varían mucho de la velocidad de descarga y de subida. Nosotros nos vamos a centrar en la de descarga que es la más visible y la que más puede interesar a los usuarios. Navegar a través de redes 2G, 3G o 4G puede suponer una diferencia muy notoria para poder reproducir vídeos o realizar una videollamada.

Velocidad de Internet en redes 2G, 3G y 4G

Velocidad en 2G

Si empezamos por lo básico, por abajo, en 2G podemos encontrar redes GMS, GPRS o EDGE. La primera ofrece una velocidad máxima de bajada de 14,4 Kbps. Sin duda se trata de una conexión que prácticamente no nos permitiría navegar por ningún servicio correctamente. La siguiente, GPRS, aumenta hasta los 53,6 Kbps. Un salto más cuantitativo ofrece la tercera opción, con 217,6 Kbps.

Velocidad en 3G

Pero si queremos navegar correctamente, con una velocidad de Internet aceptable, tenemos que contar con cobertura 3G al menos. En esta tecnología encontramos un abanico más amplio de posibilidades. La primera es UMTS, que ofrece velocidades de descarga de hasta 384 Kbps, algo que sigue siendo muy escaso. El cambio importante llega con HSDPA, con velocidades de hasta 7,2 Mbps. Le sigue HSPA con 14,4 Mbps y HSPA+ con 21,1 Mbps. Hay varias opciones más hasta los 168,4 Mbps, aunque no es lo normal.

Velocidad en 4G

Con el 4G encontramos velocidades mucho mayores que nos permite tener una mayor estabilidad en nuestra conexión. LTE (categoría 3) permite al usuario alcanzar los 100 Mbps. Le sigue la categoría 4 con hasta 150 Mbps. Nuevamente tenemos disponibles varias opciones, diferentes categorías, hasta llegar a los 3.900 Mbps que ofrece LTE-A (categoría 14), algo que no es lo habitual, al menos en España.

En este último apartado hay que mencionar que el 4G+ es a partir de LTE-A (categoría 6).

Por otro lado, la tecnología 5G que va a revolucionar las redes próximamente, está dando nuevos pasos. En un artículo reciente vimos que habían aprobado un nuevo estándar que nos acerca a su lanzamiento. Eso sí, todavía habrá que esperar.