Cómo abrir o cerrar puertos a través del Firewall de Windows

Como sabemos, existen muchas amenazas que pueden poner en riesgo nuestros equipos. Pero también hay muchas herramientas de seguridad que pueden protegernos. Una de ellas son los firewall. Windows cuenta con el suyo propio. Podemos cerrar o abrir determinados puertos que pueden ser importantes para ejecutar algunas aplicaciones o juegos, por ejemplo. Sin embargo en otros casos puede ser esencial tenerlos cerrados. Hoy vamos a explicar cómo podemos abrir o cerrar puertos en el firewall de Windows.

Abrir o cerrar los puertos en el firewall de Windows

Es un proceso sencillo. En Windows 10 simplemente tenemos que acceder al firewall. Lo podemos hacer mediante la tecla Windows y buscar Firewall de Windows Defender. Accedemos a él.

Una vez dentro veremos una serie de opciones que nos permiten configurar algunos parámetros. Podemos activar o desactivar el cortafuegos, por ejemplo. A nosotros nos interesa abrir o cerrar puertos. Para ello vamos a Configuración avanzada.

Posteriormente debemos de acceder a Reglas de entrada y crear nueva regla, que aparece a la derecha. Es aquí donde tenemos que configurar para abrir o cerrar un puerto determinado. En la segunda opción veremos Puerto.

Crear una regla para abrir o cerrar puertos

Podemos elegir que se aplique para un puerto UDP o TCP. Además, tenemos la opción de que afecte a todos los puertos locales o solamente a los específicos que marquemos.

Qué tipo de regla crear

Una vez hecho esto, seleccionamos si queremos bloquear esas conexiones o permitirlas. Le añadimos un nombre para que podamos identificar esta regla fácilmente.

Abrir puerto UDP o TCP en el firewall de Windows

La utilidad de tener abiertos o cerrados los puertos

Así podremos abrir o cerrar puertos a través del firewall de Windows. Una manera sencilla y a la vez puede ser interesante para muchos usuarios. Como hemos mencionado, en ocasiones resulta útil tener los puertos abiertos para determinadas aplicaciones. Es posible que por ejemplo para jugar a determinados juegos online requieran que, para tener un funcionamiento óptimo, algunos puertos estén abiertos.

Por otra parte, queremos mencionar que el firewall es una herramienta de seguridad muy importante. Esto ayuda a proteger un equipo frente a posibles amenazas que puedan poner en riesgo el buen funcionamiento. Es interesante tenerlo activado junto a un buen antivirus.

Básicamente su objetivo es hacer de muro entre Internet y nuestros dispositivos. Es lo que evita que puedan entrar conexiones maliciosas. Es por ello que no conviene tener más abiertos de los necesarios. Llevar un control en este aspecto es importante para el buen funcionamiento y la seguridad de nuestras redes.

Siempre puedes realizar una prueba de velocidad para ver si una vez hecho este proceso, funciona mejor Internet en caso de haber tenido algún problema.