Cómo afecta a la velocidad de Internet y batería las apps en segundo plano

Todos sabemos que cuando utilizamos nuestro móvil existen aplicaciones en segundo plano. Estos programas siguen funcionando, de manera oculta, consumiendo recursos. Tanto la velocidad de Internet como la batería, en principio, pueden verse afectados. Sin embargo vamos a explicar esto en este artículo. Vamos a ver hasta qué punto puede afectar el uso de aplicaciones en segundo plano a la batería de nuestro dispositivo y también a la velocidad de Internet.

Cómo afecta a la batería las aplicaciones en segundo plano

Normalmente pensamos que si cerramos las aplicaciones en segundo plano vamos a ahorrar batería. Es un mito bastante extendido. Tanto usuarios de Android como de iOS lo han hecho alguna vez. Lo cierto es que cerrar aplicaciones en segundo plano no ahorra batería, como explican desde Fossy Bytes.

Estas aplicaciones en segundo plano solamente utilizan recursos cuando necesitan cargar algún archivo o gestionar alguna petición. Y esto se aplica tanto a Android como a iOS. Es más, al cerrar estas aplicaciones en segundo plano podemos consumir más batería. El motivo es que al forzar su cierre estamos utilizando más memoria RAM que se traduce en más consumo energético.

Cuando vayamos a abrir ese programa nuevamente, tendremos que consumir más recursos al iniciarlo. Esto es así ya que lo normal es que cerremos un recurso que el sistema va a volver a abrir. Es como un tira y afloja entre el sistema operativo y nosotros, siendo la batería el principal perjudicado.

Uso de aplicaciones en segundo plano

Velocidad de Internet y ahorro de datos

Pero entonces, ¿cómo ahorramos datos e incluso mejoramos la velocidad de Internet? La respuesta se basa en restringir el uso de la red en estas aplicaciones o que rara vez utilizamos.

Lo que más batería consume, además, es el uso de Internet de estas aplicaciones en segundo plano. Especialmente aquellas de mensajería, redes sociales que están en continua sincronización. Una buena solución pasa por restringir el acceso a la red de estas aplicaciones de redes sociales cuando estén en segundo plano. Ahorramos batería, ahorramos datos y además puede ser bueno para la velocidad de nuestra conexión.

Podemos restringir el uso de datos de este tipo de aplicaciones a través de los permisos, por ejemplo. Desactivar las notificaciones de algunos programas también puede beneficiar, y mucho, a la batería.

En definitiva, el mito de que cerrar aplicaciones en segundo plano sea bueno para la batería es falso. En realidad es muy probable que estemos perjudicando al consumo. Sin embargo podemos hacer algunas cosas sencillas, como hemos mencionado, para ahorra datos y beneficiar a la velocidad de Internet.