Cómo comprobar posibles conflictos de software en Google Chrome

Google Chrome es el navegador más utilizado por los usuarios a nivel mundial. Esto hace que sea importante intentar resolver siempre algunos problemas que puedan afectar a los internautas. Hoy nos vamos a centrar en cómo comprobar si existen conflictos en Google Chrome y cómo intentar solucionarlo. En ocasiones aparecen conflictos con aplicaciones y otros complementos que hayamos instalado y puedan ralentizar el navegador o incluso hacer que no funcione correctamente.

Cómo comprobar si hay conflictos de software en Google Chrome

Por suerte Google Chrome nos permite averiguarlo de una manera muy sencilla. Esta opción viene incorporada en la configuración del navegador. Su objetivo es permitir comprobar si algún software está creando conflicto y, por tanto, un mal funcionamiento. Ya sabemos que este es uno de los programas más importantes del día a día para muchos usuarios.

Lo primero que tenemos que hacer es ir al menú y acceder a la Configuración. Posteriormente iremos a Configuración avanzada, que se encuentra en la parte de abajo. Una vez dentro veremos una opción que se llama Actualizar o quitar aplicaciones incompatibles. Es la última que aparece.

Comprobar posibles conflictos de software en Google Chrome

Accedemos a ella y nos mostrará una lista de aquellas aplicaciones que puedan ser incompatibles con Google Chrome. El hecho de aparecer aquí no significa que genere conflicto, pero sí que hay que tener cuidado. Es probable que en un futuro o con el uso, encontremos algunos fallos que sean consecuencia de este tipo de software.

Aplicaciones que crean conflictos en Google Chrome

Eliminar lo que no sea necesario

Aquí podremos eliminar aquello que genera conflicto y no necesitemos. Nos indicará que esa aplicación concreta puede hacer que Google Chrome no funcione correctamente.

Como hemos mencionado, no es necesario desinstalar todo de inmediato. Lo ideal es considerar si realmente son aplicaciones que utilizamos o no. En caso de que sea algo necesario y no veamos problemas aparentes, no tendríamos que desinstalarlo. Si por el contrario no tamos que nuestro navegador no funciona como debería, hay ralentización a la hora de navegar o cualquier problema, habría que replanteárselo.

Lo normal es que aquí aparezcan aplicaciones que inyectan código en el navegador. Este es el caso de algunos antivirus y software de seguridad. En ocasiones simplemente se trata de un falso positivo.

En definitiva, de esta manera podremos encontrar posibles conflictos de software a la hora de utilizar Google Chrome. Como hemos mencionado, se trata del navegador más utilizado por los usuarios en las diferentes plataformas para las que está disponible. Aquí se aplica a equipos de escritorio y también en dispositivos móviles.