Cómo realizar correctamente un test de velocidad

Mantener una buena velocidad de conexión es algo imprescindible para los usuarios. En ocasiones surgen problemas. Podemos experimentar una bajada de velocidad tanto en descarga como en subida. Los motivos son muy diversos. Puede ser debido a problemas con el router, equipo, cableado, malware… Siempre es conveniente realizar una prueba. Pero hay que hacerlo bien. En este artículo vamos a explicar cómo realizar un test de velocidad correctamente para poder ver la velocidad real que nos llega.

Realizar correctamente un test de velocidad

Es algo habitual que en algún momento los usuarios experimenten algún problema con su conexión de Internet. Ralentización puntual, cortes, etc. Es por ello que conviene tener controlada la salud de nuestras redes. Eso sí, hay que hacerlo correctamente.

No importa si queremos saber la velocidad de nuestra conexión teniendo fibra óptica, ADSL o simplemente nuestra red móvil. Lo primero que tenemos que hacer es asegurarnos de que no hay nada externo que esté consumiendo más Internet del que debería.

Un fallo común es realizar un test de velocidad mientras estamos descargando archivos. Por ejemplo una carpeta desde alguna plataforma en la nube o incluso bajando torrents. Esto puede consumir bastante ancho de banda y, por tanto, no podríamos obtener una velocidad adecuada. No se reflejaría realmente lo que nos llega.

Realizar un test de velocidad de Internet

Desconectar conexiones pesadas

Por tanto, siempre que vayamos a realizar una prueba de velocidad tenemos que desconectar aquellos servicios que puedan estar consumiendo recursos. No solo del dispositivo principal, sino de cualquier otro conectado al router. De esta manera los resultados son más limpios, por decirlo de alguna manera.

Hay que hacerlo también sabiendo que nuestro equipo está limpio. Es decir, en ocasiones es el propio malware que ralentiza la conexión. Puede que tengamos algún virus que esté consumiendo recursos.

Es por ello que al realizar una prueba de velocidad puede que no obtengamos los resultados reales. Vemos que la velocidad que nos llega es inferior a lo normal y el problema puede radicar en algún tipo de malware. Por tanto, es importante realizar un escaneo de nuestro equipo. Buscar malware y eliminarlo en caso de que haya. Así el test de velocidad mostrará de una mejor manera cómo está nuestra conexión.

Por último, para aquellos que realicen la prueba a través de redes inalámbricas, tienen que tener en cuenta la distancia. Lógicamente si nuestra prueba de velocidad está realizada en un equipo muy alejado del router, los resultados no serán óptimos. Por tanto es conveniente realizarlo junto al aparato.