Cómo realizar una prueba de conexión para detectar errores

Hay veces que navegamos por Internet o tratamos de descargar o subir algún archivo y no funciona correctamente. Comprobamos que va lento o que no va lo fluido que debería. Los problemas son múltiples, pero lo mejor que podemos hacer es una prueba de conexión. Con un simple test de velocidad como el que tenemos en nuestra Web veremos si existe algún problema. Según lo que tengamos contratado de Internet comprobaremos si nos llega correctamente.

Prueba de conexión

Si vemos que la velocidad que nos llega una vez hecha la prueba de conexión no se corresponde con lo contratado, algo mal hay. Las causas pueden ser varias. Hay que tener en cuenta si es un problema puntual o es continuo.

Puede que notemos una bajada repentina de velocidad. Esto provoca que no naveguemos de forma fluida y como deberíamos. Una de las causas puede ser que estemos descargando algún tipo de archivo y tengamos ocupado nuestro ancho de banda. Es cierto que en la fibra óptica, especialmente cuando tenemos contratada una gran capacidad, este problema es muy raro. Pero para los que tienen ADSL con una capacidad de subida limitada, es muy probable que cuando estén descargando archivos pesados o utilizando programas de Torrent, por ejemplo, la calidad de Internet caiga notablemente.

Por otro lado, puede que el problema venga de que nuestra conexión sufra caídas constantes. En este caso puede ser que el router esté dando problemas y necesite un análisis. Sobre este caso hablamos en un artículo anterior. Aquí veíamos las posibilidades que tenemos para comprobar la calidad de nuestro router y ver si todo va correcto.

La importancia del ping

Quizás estemos experimentando problemas a la hora de realizar una videollamada o jugar a videojuegos online. Podemos tener pequeños cortes o que tarde en llegar nuestro mensaje y no vaya fluido. En este caso, nuevamente, gracias a una prueba de conexión con un test de velocidad podemos comprobar si hay algún problema.

Aquí entra en juego el ping, del que hablamos en otro artículo más a fondo. Si nuestro ping o latencia es más alto de lo normal, la calidad de la señal disminuye. En casos como realizar una llamada a través de Internet o jugar a algún videojuego online, no es tan importante la velocidad de bajada o subida, sino el ping que tengamos.

También puede ser interesante acceder a nuestro router para comprobar si hay alguien conectado y que desconozcamos. En este caso, para los routers de Vodafone, para entrar basta con poner en el navegador 192.168.0.1 y acceder con nuestros datos. Desde aquí podremos ver los diferentes dispositivos que hay conectados a nuestra red.