Comprueba fácilmente si la contraseña de tu router es segura

La seguridad es un aspecto fundamental para los usuarios de Internet. Esto se aplica a nuestras cuentas, registros, claves de acceso… Pero también a nuestro router, que es lo que más nos importa en nuestra Web. Hoy vamos a hablar de cómo comprobar fácilmente si nuestra contraseña del router, del Wi-Fi, es realmente segura y cómo mejorarla. Ya sabemos que no cualquier clave vale, menos aún para algo tan importante como proteger nuestra conexión. De esta manera evitaremos posibles problemas que pongan en riesgo la velocidad de Internet y nuestra propia seguridad.

Cómo saber si nuestra contraseña del Wi-Fi es segura

Esta herramienta la ofrece Kaspersky. No es exclusiva para comprobar la fortaleza de una contraseña del router, sino para cualquier otra. Nosotros nos vamos a centrar en lo que nos importa: crear una clave para el Wi-Fi más potente.

Si entramos en la página web de esta herramienta de Kaspersky, veremos un espacio para poner la contraseña. Aquí nos indican cómo de fuerte es. Hay diferentes niveles que podemos ver de manera visual.

Nos indica si por ejemplo la clave es muy corta, si utiliza palabras muy comunes, no tiene variedad, etc. Además, debajo podemos ver cuánto tardarían en averiguarla. Esto es una estimación, pero nos sirve para hacernos una idea de si realmente esa clave es fuerte o no.

Saber si nuestra contraseña del router es segura o no

Mezcla de caracteres y longitud

Como sabemos, lo ideal para generar una contraseña segura es contar con letras (mayúsculas y minúsculas), números y otros caracteres. Todo ello unido, hacen una contraseña difícil de averiguar. Siempre hay que evitar poner datos personales como nuestro nombre, número de teléfono, etc.

Además, mientras más larga sea esta contraseña, mejor. En el caso de la clave del router, con más razón. Mientras más larga y compleja sea, mayor dificultad tendrán quienes intenten acceder a nuestra red.

En definitiva, con esta herramienta de Kaspersky podremos saber si la contraseña del Wi-Fi que estamos utilizando es realmente segura o no. En caso de que detectemos que se puede averiguar fácilmente, hay que cambiarla de inmediato. Hay que seguir los consejos que hemos mencionado anteriormente y generar una clave compleja.

También es aconsejable cambiar frecuentemente esta contraseña. Siempre siguiendo las mismas pautas que hemos dicho. De esta manera renovamos la fortaleza de vez en cuando y dificulta más que posibles intrusos puedan entrar en nuestra red. Es importante tomarse en serio esto y así evitar pérdida de velocidad y otros problemas relacionados con nuestra conexión a Internet.