Consejos y recomendaciones para jugar online de forma segura

Cuando navegamos por Internet, básicamente podemos decir que hay dos cosas que preocupan a los usuarios: la velocidad y la seguridad. Lo primero depende más de factores externos. Tendremos mayor o menor velocidad según lo que tengamos contratado. Sin embargo la seguridad depende mucho del usuario. Depende de las técnicas utilizadas a la hora de conectarnos a Internet, de las precauciones que tomemos y de cómo tengamos configurado nuestro equipo. En este artículo vamos a hablar de cómo aumentar la seguridad a la hora de jugar online.

Jugar online de forma segura

Son muchos los usuarios que juegan online. En muchas ocasiones la seguridad se ve afectada por diferentes motivos. También la privacidad puede verse mermada. Hay ciertas prácticas y consejos que podemos tener en cuenta para jugar con el menor riesgo posible y no comprometer nuestros sistemas.

Mantener la seguridad al jugar online

Lo primero que tenemos que tener en cuenta para mantener la seguridad a la hora de jugar online, es descargar de manera segura. Esto significa bajar el juego desde su servidor oficial. Nunca hacerlo de terceras páginas.

También hay que prestar atención a posibles trucos o modificaciones que hay en la red. En ocasiones pueden contener malware que ponga en riesgo nuestro equipo.

Además hay que asegurarse de estar conectados a un servidor fiable y seguro. Hay que verificar que cuente con el cifrado y autenticación correctos antes de comenzar a jugar. Si ese servidor no lo tiene, podremos ser vulnerables.

Pero los datos personales también es algo muy a tener en cuenta. Nunca hay que proporcionar datos personales, información que nos relacione, a la hora de jugar online. Podemos estar ante personas que puedan utilizar esos datos en nuestra contra. Mantener nombre, apellido, así como otros datos de forma privada, es muy importante.

Seguridad al navegar y jugar

Fallos que se cometen a la hora de jugar online

Un fallo muy común es el de abrir los puertos. De esta manera la conexión pasa de forma más directa y fluida. Puede venir bien en algunas circunstancias. Sin embargo facilitaría la entrada de malware en nuestro equipo.

Muchos usuarios también, al jugar online, deshabilitan el antivirus o firewall. Es un error común y que no hay que cometer. Nuevamente estamos expuestos a posibles amenazas, además de que no mejora necesariamente la experiencia de juego.

Ante esto, lo ideal es abrir únicamente los puertos realmente necesarios para el juego y nada más. Del mismo modo que hay que mantener siempre nuestro antivirus y firewall activos.

Y, ya sea un juego instalable o en el propio navegador, tenemos que tener siempre presente qué realizamos. Hay veces, especialmente al jugar desde el propio navegador, nos pueden aparecer mensajes para actualizar o descargar complementos. En ocasiones guardan malware detrás. Hay que estar siempre alerta y utilizar el sentido común.