Diferencias entre un PLC y un amplificador de red Wi-Fi

Con el paso del tiempo hemos visto cómo ha aumentado la velocidad al conectarnos a Internet. Seguramente muchas páginas y servicios que hay hoy en día en la red, sería imposible acceder a ellos con la conexión de hace una década. Si hacemos hoy un test de velocidad nada tiene que ver. Pero sigue estando presente el mismo problema: la conexión Wi-Fi. Existen formas para amplificarla y llevar la conexión a otros lugares del hogar. Hoy vamos a hablar de las diferencias entre PLC y un amplificador Wi-Fi.

Qué es un PLC

PLC, siglas de Power Line Communications, es una de las opciones que tenemos para mejorar la cobertura Wi-Fi. Esta tecnología permite utilizar el cableado eléctrico de un hogar para llevar la red de Internet. Es muy útil, ya que aprovechamos los cables ya existentes. Es cómodo y además otorga una buena conexión.

Necesitamos un dispositivo PLC que lleve la conexión de Internet a la red eléctrica. Otro aparato, en otra parte del hogar, será el encargado de dar conexión en otras zonas. De esta manera amplificamos la señal. Podemos tener el router en una habitación y llevar Internet a otra punta de la casa.

Normalmente se venden en un pack con 2 PLC. Sin embargo este no es el número máximo que podemos tener. Si nuestra instalación es buena, podemos tener 4, 6, 8… Todo sea por mantener una buena velocidad de conexión a Internet en otras zonas.

Estos aparatos son muy fáciles de instalar. Básicamente consiste en conectarlos y listo. Son muy útiles para conectar otros dispositivos como consolas o televisiones.

Como podemos imaginar, el estado de la instalación eléctrica es esencial. No puede haber interferencias, cableado en mal estado, mal aislado, etc. De ello dependerá la velocidad final que consigamos.

Amplificador Wi-Fi

En este sentido hay varias opciones. Podemos utilizar un repetidor o extensor. Su función es la de mejorar la cobertura Wi-Fi en otros puntos de la casa. Se diferencia de un PLC en que no utiliza cableado, al menos en la mayoría de los casos. Actúa como un punto intermedio entre el router y el dispositivo final para conectarnos.

Amplificador de red Wi-Fi

También podemos encontrar la opción de tener un repetidor cableado. Para ello hay que conectarlo por un cable de red al router. Desde el lugar donde esté puesto, amplifica la señal Wi-Fi.

Como vemos son dos opciones diferentes, pero con el mismo fin: ampliar la cobertura de nuestra red inalámbrica.