En qué consiste el conocido como Internet de las cosas

Vivimos un tiempo en el que todos estamos conectados. De una u otra forma, cada día realizamos algo que esté relacionado con Internet. Puede ser desde navegar, enviar mensajes, pedir cita para renovar el DNI… Cosas que hace unos años hacíamos de forma muy diferente, hoy en día es gracias a la Red. Tanto es así que hemos llegado a la época del Internet de las cosas. Precisamente de ello vamos a hablar y explicar en qué consiste.

El Internet de las cosas

El Internet de las cosas es un término que se ha hecho muy popular en los últimos años. Es un concepto que se refiere a la interconexión de los objetos, de las cosas en definitiva. Son cosas de nuestra vida cotidiana que, como hemos dicho, han cambiado en los últimos tiempos. Ya no nos conectamos a Internet únicamente desde el ordenador o, como mucho, desde el móvil. Ahora nuestra televisión está conectada, utilizamos tabletas, relojes inteligentes y muchas más cosas.

Se calcula que un ser humano está rodeado de entre 1000 y 5000 objetos. Además, para 2020, según cálculos de la empresa Gartner habrá en el mundo unos 26.000 millones de dispositivos con algún tipo de conexión a Internet. O lo que es lo mismo, unos 4 dispositivos por cada persona en nuestro planeta.

Uso muy variado

El campo en el que se utiliza el llamado Internet de las cosas es muy variado. El uso común que le dan los usuarios, la medicina, la educación… Podemos, por ejemplo, tener un sistema de iluminación en nuestro hogar y que podamos controlar por Internet desde cualquier parte del mundo incluso.

Existen termostatos inteligentes que informan sobre el uso de la energía, pulseras que miden nuestra actividad y nos envían información al teléfono móvil o incluso persianas que podemos abrir mientras vamos de camino a casa.

Una de las aplicaciones que más ha crecido últimamente es para el consumo de electrodomésticos. Hornos, neveras, purificadores de aire, aspiradoras robóticas o secadoras tienen WiFi incorporado. Así podemos controlar su funcionamiento según nuestras necesidades.

En muchas ocasiones podemos ver que el Internet de las cosas lo denominan simplemente IoT (Internet of Things, en inglés).