Estándar WiFi 802.11a, b, g o n: ¿en qué se diferencian?

El WiFi es un aspecto vital a la hora de conectarnos a Internet. No hay duda de ello. Hace unos años prácticamente todos nos conectábamos a la red mediante cable. No había teléfonos inteligentes como ahora y los usábamos para llamar y SMS. No se usaba el Internet en tabletas y los ordenadores portátiles estaban menos extendidos. Sin embargo ahora estamos constantemente utilizando la red inalámbrica. Móviles, tabletas, televisiones… Hay diferencias en cuanto al WiFi y el estándar 802.11 según la letra que le siga: a, b, g, n, ac…

Estándar WiFi 802.11

En este artículo vamos a explicar qué diferencias existen entre estas siglas. Algo importante en algunos casos para saber qué router WiFi tenemos realmente y lo que podemos esperar. No todos tienen la misma utilidad, como podemos imaginar.

El estándar 802.11 fue establecido en 1997. Pero solamente dos años después, en 1999, fue actualizado. Esta revisión la denominaron 802.11a. Funcionaba en la banda de 5 Ghz.

Ese mismo año apareció el estándar 802.11b. Alcanzaba una velocidad de transmisión de 11 Mbps y usa la banda 2.4 Ghz. Fue el más utilizado y desbancó al anterior.

Otro muy utilizado es el 802.11g. Fue ratificado en 2003. También funciona en la banda 2.4 Ghz, pero ya alcanza velocidades de 54 Mbps. Es compatible con el estándar b y utiliza las mismas frecuencias.

802.11n

Sólo un año después, en 2004, apareció el estándar 802.11n. Nuevamente seguía funcionando en la banda de 2.4 Ghz, como los anteriores, pero también admitía la 5 Ghz. Sin embargo tenía una novedad importante y que rompía con lo que se encontraba en el mercado hasta ese momento: alcanzaba velocidades de hasta 600 Mbps.

Entre medias ha habido otros estándares pero fueron mucho menos populares. En la actualidad el que más se sigue utilizando es el 802.11n.

Sin embargo hay otro que complementa al anterior. Este es el ac. Opera en la banda de los 5 Ghz. El problema es que tiene un menor alcance que todos los anteriores, pero gana en estabilidad al tener unos canales más limpios. De esto precisamente hablamos en un artículo recientemente donde veíamos las diferencias entre 2.4 Ghz y 5 Ghz.

Estándar ac

El estándar 802.11ac es el que nos ofrece en la actualidad mayores velocidades. Puede alcanzar 1,3 Gbps. Por tanto está perfectamente adaptado a las máximas velocidades de fibra que tenemos en España ahora mismo.

Es importante, por tanto, tener un router WiFi que nos permita tener una amplia velocidad. Al menos el estándar 802.11n. Esto es así ya que si conectamos varios dispositivos de forma inalámbrica, la capacidad se divide. No es lo mismo tener que compartir un máximo de 54 Mbps, que 600 Mbps o 1,3 Gbps.