Filtrado de MAC: ¿Es realmente eficaz? Explicamos en qué consiste

Existen muchas maneras de poder aumentar la seguridad de nuestro router. Esto es algo que los usuarios tienen muy en cuenta. Proteger la red Wi-Fi puede evitar que haya intrusos que ralenticen nuestra conexión. Si realizamos un test de velocidad y los resultados no son los adecuados, puede ser debido a fallos de seguridad. Una de estas medidas que existen es la del filtrado de MAC. Vamos a explicar en qué consiste y si realmente es eficaz.

La seguridad del filtrado de Mac

El filtrado de MAC consiste en permitir o denegar el acceso a la conexión según la dirección física de un equipo. Por ejemplo podemos crear una lista blanca en la que ponemos la dirección MAC de nuestros dispositivos y de aquellos que queremos que puedan acceder a nuestro router. Del mismo modo podemos hacer que ciertas direcciones no puedan conectarse.

Sobre el papel se trata de una medida de seguridad adicional. Si alguien averigua nuestra contraseña del Wi-Fi, no podría acceder a Internet ya que su MAC no es aceptada. Pero, ¿se trata realmente de una medida de seguridad eficaz?

Lo cierto es que no se trata de una medida de seguridad que no pueda ser atacada. Eso sí, no está al alcance de usuarios sin los suficientes conocimientos avanzados. Alguien con los conocimientos adecuados podría clonar la dirección MAC de un dispositivo que esté conectado legítimamente a la red. Esto lo lograrían a través de un sniffer, una herramienta que permite capturar los paquetes que circulan en la red y localizar así los clientes que estén conectados.

Por tanto, el filtrado de MAC puede ser una medida adicional de seguridad, pero no es eficaz. No puede ser utilizada como una protección real que asegure nuestra conexión. De la manera que hemos explicado, un atacante podría clonar una dirección aceptada por el router y acceder. Eso sí, como hemos mencionado esto lo lograría un usuario avanzado.

En definitiva, con el filtrado de MAC podemos configurar una lista blanca de equipos que pueden conectarse a nuestra red Wi-Fi. Es una medida de seguridad adicional, al menos sobre el papel. Para configurarlo es muy sencillo y, en general, basta con seguir los siguientes pasos:

Pasos para configurar el filtrado de Mac

En primer lugar acceder al router. Aquí de paso recomendamos cambiar las credenciales de acceso para aumentar la seguridad.

Posteriormente entramos en filtrado de MAC. Suele estar en la página principal de la interfaz de nuestro router. De no ser así, es posible que tengamos que acceder a configuración avanzada y allí ya sí lo encontramos.

Filtrado de MAC en el router

Una vez dentro veremos los botones de añadir o eliminar dirección MAC, junto a la configuración que le queramos otorgar. Por ejemplo si queremos que esa dirección MAC sea la que pueda acceder al router o al contrario.

De esta manera podremos crear la lista de direcciones MAC permitidas.

Nuestra recomendación es contar con esto solo para tener una capa más de seguridad. Como hemos mencionado, no es del todo eficaz. Por tanto lo mejor es tener una contraseña fuerte y compleja y cambiarla frecuentemente.