Así podemos interpretar toda la información de nuestra red Wi-Fi

En los últimos años la forma en la que nos conectamos a Internet ha cambiado. Antes nos conectábamos a través del ordenador, por cable. Pronto empezaron a popularizarse los primeros dispositivos Wi-Fi. Ordenadores portátiles, móviles, Tablet… Cada vez son más aparatos conectados a la red. Hoy en día es muy común contar con televisiones que nos permitan acceder a Internet. Es por ello que a veces puede resultar útil conocer los parámetros de una red Wi-Fi, interpretar la información que podemos obtener.

Información de la red Wi-Fi

En este artículo vamos a hablar de ello. Vamos a explicar qué significan los datos más importantes que tenemos relacionados con una red Wi-Fi. Lo más frecuente es que los usuarios realicen un test de velocidad para saber qué conexión tienen. Sin embargo hay más datos interesantes que conviene saber.

Si nos metemos en el Símbolo del sistema, que en Windows basta con pulsar la tecla Windows y escribir cmd, encontramos bastante información. Para ello hay que escribir el comando netsh wlan show interfaces y pulsar la tecla enter.

Datos

Vemos los siguientes datos:

  • Nombre: es el nombre de la conexión, que en nuestro caso es Wi-Fi.
  • Descripción: nos muestra el adaptador que estamos utilizando. Nos ayuda a buscar drivers, por ejemplo.
  • GUID: es el identificador único global. Es un número pseudoaleatorio. Sus siglas vienen del inglés.
  • Dirección física: también se le conoce como dirección real o binaria.
  • Estado: nos muestra si nuestro dispositivo está conectado o no.
  • SSID: es el nombre que le damos a la red. Esto lo podemos cambiar desde los ajustes del router sin problemas.
  • BSSID: a diferencia del anterior, es un nombre de identificación único de todos los paquetes de una red inalámbrica.
  • Tipo de radio: el tipo de arquitectura, la norma en la que funciona la red. Se refiere a los tipos de protocolos.
  • Autenticación: el protocolo de seguridad que utilizamos. Hoy en día lo más seguro y frecuente es WPA-2. Ya vimos que pronto verá la luz WPA-3.
  • Canal: así podremos averiguar en qué canal está nuestra red Wi-Fi.
  • Velocidad de recepción y transmisión: nos muestra la velocidad de conexión del dispositivo.
  • Señal: esto es muy útil. Nos muestra, en porcentaje, la señal disponible. Es bueno para comprobar si un punto de nuestra casa tiene mayor o menor capacidad de señal.

Estos son los principales datos que obtenemos tras realizar esta comprobación a través del Símbolo del sistema. Como vemos, algunos datos son interesantes para poder exprimir al máximo nuestra red Wi-Fi.