Cómo lograr una mayor velocidad Wi-Fi en un portátil

La velocidad de nuestra conexión es algo que importa mucho a los usuarios. Es común realizar un test de velocidad y ver que todo va bien. Sin embargo puede variar de un dispositivo a otro. Puede ser que nuestra configuración no sea la adecuada o que necesitemos alguna mejora de hardware. En este artículo vamos a explicar cómo podemos aumentar la velocidad Wi-Fi en un portátil. Cada vez son más los usuarios que trabajan en este tipo de equipos.

Aumentar la velocidad Wi-Fi en un portátil

Un ordenador portátil se diferencia mucho de un sobremesa en cuanto a las características y la manera en la que lo utilizamos. Un sobremesa es más común que se conecte a través de un cable de red. Sin embargo en un ordenador portátil solemos conectarnos mediante conexión inalámbrica.

En un portátil es posible que existan motivos por los que la velocidad Wi-Fi no es la adecuada. La primera causa es la banda en la que nos conectemos. Como sabemos existen diferentes entre 2.4 Ghz y 5 Ghz. Si queremos conseguir velocidades altas y nos encontramos cerca del router, lo ideal es conectarnos a la segunda. Si estamos lejos, con paredes y otros obstáculos, lo mejor es la primera.

Al cambiar de banda podemos mejorar la velocidad de Internet según las circunstancias. Pero no es la única causa, como podemos imaginar.

Normalmente los portátiles tienen piezas más limitadas que un sobremesa. Especialmente si hablamos de un notebook o un equipo de gama baja. En estos casos suelen contar con una antena Wi-Fi interna limitada y que no suelen ofrecer una velocidad de conexión ideal en algunos casos.

Por ello puede ser interesante adquirir una antena Wi-Fi adicional. La podemos conectar de forma externa, mediante USB, y de esta manera obtener una mayor velocidad. Es muy probable que muchos portátiles, de serie, no acepten más de 100 Mbps. Con una tarjeta de red externa podríamos alcanzar las velocidades de fibra óptica actuales.

También es importante que nuestro portátil esté libre de malware. Esto no se aplica solamente a conexiones inalámbricas, ya que afecta también a la alámbrica. Mantener limpio el equipo, con buenas herramientas de seguridad, es clave para una buena velocidad de conexión.

Aspectos del propio router

Pero no todo depende de nuestro ordenador portátil. También hay que tener en cuenta la configuración del router. Si nos conectamos en casa, en un dispositivo que controlamos, podemos observar algunos parámetros.

Algo importante es contar con una clave fuerte y compleja y así evitar intrusos. De esta manera evitamos que nuestra conexión pueda ralentizarse.

También el canal al que esté conectado el router puede influir en la velocidad de conexión. En ocasiones, especialmente cuando estamos rodeados de muchas redes, puede haber interferencias en este sentido.