Métodos para evitar que nos roben WiFi

Uno de los temores que tiene la gente con su Internet, es que le roben WiFi. Es algo relativamente normal. Aunque es cierto que en los últimos tiempos los routers han mejorado en seguridad. En este artículo vamos a explicar algunos consejos para evitar que nuestro vecino o cualquier usuario nos robe WiFi. Algunas pautas sencillas para seguir.

Evitar que nos roben WiFi

Como sabemos, una de las mejores opciones que tenemos para encontrar un posible error es realizar un test de velocidad. Así averiguaremos si nos llega la velocidad que nos corresponde o no. En caso de que nos llegue menos, algo está pasando. Es por ello que una de las causas puede ser que alguien nos esté robando WiFi.

Lo primero que debemos de hacer es proteger nuestro router. Es esencial que tengamos una contraseña. Pero no basta con cualquiera. La mayoría de routers traen una de serie. Esa contraseña debemos de cambiarla y hacerla lo más compleja posible. Nunca poner datos personales o que sean sencillos de averiguar.

Pero estos datos sencillos pensando en una persona y también un programa informático. Es decir, a lo mejor una contraseña con nuestro nombre y número de teléfono nos la puede averiguar una persona, aunque para un programa sea más complicado. Del mismo modo que una persona no podría averiguar un número aleatorio que pongamos, pero sí un programa de manera sencilla.

Contraseña fuerte

Por ello lo mejor es crear una contraseña fuerte y compleja. Que contenga letras tanto en mayúsculas como en minúsculas, números y otros símbolos. Imaginemos una contraseña del tipo: u7sL9%-2M. Difícil de averiguar, ¿verdad? Si ponemos alguna del tipo: 734920031, aunque sean números que no nos relacione en absoluto, para un programa es más sencillo.

Otra opción interesante para evitar que alguien nos robe WiFi es dar permisos a nuestros dispositivos. Esto quiere decir que, configurando nuestro router, solamente podrán acceder a él los dispositivos que queramos. Así nos evitamos que algún intruso acceda a nuestra conexión.

Del mismo modo que cambiamos la contraseña del WiFi, también debemos cambiar la del acceso al router. El router trae una de fábrica que suele ser del tipo admin 1234. Es conveniente que cambiemos esta contraseña por una propia, más compleja. Así reforzamos la seguridad.

Existe una opción algo más “radical” que es la de ocultar nuestro WiFi. Así evitamos que alguien vea nuestra red y no pueda acceder ni aun sabiendo la contraseña. No obstante, esta medida puede perjudicarnos en algún momento a nosotros mismos cuando vayamos a conectar algún dispositivo y tengamos que entrar en el router.

Estas son algunas de las prácticas que podemos realizar para fortalecer nuestra seguridad. Así evitamos que nos roben WiFi. Importante especialmente la de contar con una buena clave.