Posibles problemas y soluciones cuando el Wi-Fi no funciona correctamente

Hoy en día podemos decir que gran parte de la conexión a Internet es a través de redes inalámbricas. Hace unos años teníamos nuestro equipo conectado físicamente al router mediante un cable. Pero ahora esto ha cambiado y cada vez tenemos más dispositivos utilizando el Wi-Fi de nuestro aparato. Móvil, Tablet, ordenador portátil o incluso televisiones. Pero a veces la conexión no funciona correctamente. Bien hacemos un test de velocidad y los datos no son buenos o directamente no nos llega red. En este artículo vamos a explicar los problemas más comunes y cómo solucionarlos.

Qué hacer si el Wi-Fi no funciona

Distancia y posición del router

Partiendo de lo más básico, el principal problema es la distancia. No es lo mismo estar a 1 metro del router que estar en otra planta o con varias habitaciones por el medio. Esta es la principal causa de que nuestra conexión Wi-Fi dé problemas o directamente no funcione.

Por tanto tenemos que tener esto presente. Toda pared, mueble o incluso electrodoméstico que haya por el camino entre el router y nuestro dispositivo, puede alterar la conexión Wi-Fi. Una buena solución pasa por mover el router de sitio, ponerlo en una mejor posición. También contar con amplificadores de red o incluso tener ojo con la forma en la que tenemos las antenas físicas (en caso de que sean externas), ya que esto también influye bastante.

Banda a la que nos conectamos

Puede ocurrir que no tengamos una velocidad aceptable. Es posible que no estemos muy lejos del router y no sepamos realmente qué ocurre. Estos problemas pueden deberse a una mala configuración de la banda a la que nos conectamos.

Como sabemos, los dispositivos modernos nos permiten conectarnos a través de la banda 2.4 GHz y 5 GHz. Hicimos una comparativa explicando qué diferencias existen y cuándo es mejor utilizar una y otra. Por ello puede ocurrir que, según nuestras circunstancias, sea este uno de los motivos de que nuestro Wi-Fi no funcione correctamente.

Problemas de conexión Wi-Fi

Número de dispositivos

Es cierto que esto cada vez es menos frecuente porque los routers están más capacitados. Sin embargo puede ocurrir que haya demasiados dispositivos conectados a un mismo router y haga que la conexión no funcione correctamente en algunos de ellos. Hay que tener cuidado con esto y tener presente siempre el número de equipos conectados.

Podemos acceder al propio router y ver cuántos dispositivos hay conectados en ese momento, así como ampliar el número máximo permitido que viene de forma predeterminada.

Seguridad del router

Pero si hay una causa bastante frecuente son los intrusos que accedan a nuestra red. Por ello es muy importante contar con una contraseña fuerte y compleja. Tenemos que proteger nuestro dispositivo para que nadie pueda entrar y hacer que nuestra conexión no funcione bien.

Para ello hay que generar una clave que contenga letras (a ser posible minúsculas y mayúsculas), números y otros caracteres. También es conveniente cambiar la clave de acceso al router que viene de forma predeterminada.

Reiniciar el router

En ocasiones el router, como cualquier otro equipo, puede saturarse. Son muchas las direcciones que tiene que manejar y, aunque están preparados para ello, puede ocurrir problemas. Es posible que la conexión no vaya correctamente y la solución simplemente pase por reiniciar el aparato.

Para ello tenemos que pulsar el botón de apagado y no encenderlo hasta pasados 30 segundos aproximadamente. No basta con apagar y encender justo al momento.