Qué es un PLC y cuál es su utilidad

Un PLC (Power Line Communications) es un aparato muy útil para mejorar nuestra conexión WiFi. Utiliza nuestro cableado eléctrico del hogar para transmitir datos y la propia corriente eléctrica. Lógicamente separa la información digital de la propia señal eléctrica. Gracias a estos dispositivos podremos conectar otros equipos de nuestra vivienda.

Qué es un PLC

Con los PLC podremos extender nuestra red WiFi a otros puntos de la casa. Es muy interesante para aquellos usuarios que quieran conectarse alejados del router. Así evitamos perder velocidad y poder llegar a otras zonas del hogar. Podemos salvar paredes o evitar interferencias con otros aparatos.

Una de las ventajas más interesantes con las que cuentan los PLC es que podremos desplegar una red doméstica sin cables. Como hemos mencionado al principio, es posible que conectemos nuestra televisión, ordenador o cualquier equipo a través de este dispositivo. Así tendremos una red doméstica sin tener que utilizar cableado.

Respecto a una red WiFi normal, los PLC sufren menos la distancia. Podemos llevar la conexión a puntos más lejanos de nuestro hogar sin perder velocidad. Es muy útil para quienes tengan dos plantas en su hogar, por ejemplo.

Pero, ¿y la seguridad? Es un aspecto muy a tener en cuenta. Ya vimos que debemos de configurar nuestro router WiFi con una buena contraseña para evita rintrusos. Con los PLC pasa lo mismo y podemos configurarlo y protegerlos mediante contraseña. Así, por ejemplo, nadie podría conectar otro PLC en un punto de la instalación eléctrica. No nos pueden robar Internet de esta forma.

Diferentes tipos

Existen diferentes tipos de PLC. Según el modelo podremos alcanzar mayores velocidades. Éstas incluso pueden llegar a los 500 Mbps.

También hay que tener en cuenta que “perdemos” un enchufe. Esto puede ser un problema si lo vamos a colocar en una habitación donde no haya demasiados enchufes y necesitemos para otras cosas. Sin embargo existen modelos que traen incorporado un enchufe, por lo que no perdemos ninguno.

En definitiva, los PLC son una interesante solución para ampliar la red WiFi en nuestro hogar. Además podremos conectar diferentes dispositivos sin necesidad de utilizar cableado. Basta con conectarlo al conector de luz en cualquier punto de nuestra casa. Posteriormente debemos de configurarlo correctamente.