Qué es un proxy y cómo podemos usar uno

Un proxy nos permite navegar de forma más segura. Podemos configurar uno en los diferentes sistemas operativos. Es una utilidad añadida a la hora de navegar. Este tipo de servicios básicamente nos ayuda a navegar de manera más privada. En este artículo vamos a profundizar en qué es un proxy y para qué lo podemos utilizar.

Qué es un proxy

Un servidor proxy por tanto es un equipo que hace de intermediario entre las conexiones de un cliente y otro servidor de destino. Lo que hace es recibir las peticiones para acceder a una página y se encarga de enviarlas al servidor de la web.

Como podemos imaginar, lo que conseguimos con esto es que ese servidor de destino no sabe quién envía la solicitud. Es decir, es el proxy quién envía esta solicitud y no aparece qué usuario ha sido el que lo ha iniciado. Con esto logramos salvaguardar la privacidad a la hora de navegar.

La página que visitemos no sabrá nuestra IP, por ejemplo. En cambio recibirá la IP del proxy a través del cual naveguemos. Esto es útil para hacernos pasar por un usuario de otro país distinto al nuestro, por ejemplo.

Qué es un proxy

Utilidad de un proxy

Normalmente los proxys son utilizados para navegar por servicios bloqueados en una región determinada. Si por ejemplo estamos en China y allí está prohibido ver contenido de una página determinada, podemos acceder a ese contenido haciéndonos pasar por un usuario de otro país distinto.

Además muchos de estos proxys también bloquean cookies, scripts y otros objetos que se encuentran alojados en una página. Son útiles, por tanto, para navegar de una forma más privada y anónima.

Eso sí, hay que tener muy en cuenta qué proxy elegir. Hay muchos gratuitos. Pero claro, nuestros datos van a parar a estos proxys. Hay que tener cuidado y elegir bien para no toparnos con alguno que no cumpla con lo que buscamos.

Un consejo interesante es desconfiar de aquellas proxys que no pertenecen a empresas de seguridad. También de aquellos que muestran mucha publicidad.

Un proxy lo que suele hacer es ocultar nuestra IP. No ofrece ninguna protección adicional. Otra cosa son los denominados VPN, más completos y útiles cuando hablamos de seguridad en la red.

Uno de los proxys más populares y gratuitos es hide.me. No necesita registros, es sencilla e intuitiva para utilizar.