Qué son las cookies y para qué sirven

Seguro que más de una vez hemos visto eso de “Utilizamos cookies para ofrecerte una mejor experiencia…” y hay que aceptar esto a la hora de entrar a una página Web. Pero, ¿en qué consisten? ¿Para qué sirven? En este artículo vamos a explicar qué son las cookies y por qué se utilizan. A través de las cookies compartimos información con terceros.

Qué son las cookies

Las cookies no es más que un archivo que crea una página Web. Este archivo contiene pequeñas cantidades de datos. Estos datos son enviados entre un emisor y un receptor. El emisor en general suele ser el servidor donde se aloja la página. Por su parte, el receptor es el navegador que utilicemos.

Para qué sirven

Si nos preguntamos qué son las cookies, también debemos saber para qué sirven. La función principal que tiene es la de registrar datos del usuario. En cierta forma “aprender” cómo navegamos. Nos identifica al almacenar nuestro historial de actividad en una página específica.

Cada vez que visitamos una página Web por primera vez, el navegador guarda una cookie con cierta información. Estas cookies pueden ser más o menos simples. Puede saber simplemente cuándo fue la última vez que visitamos ese sitio o algo más complejo como guardar los artículos que hemos añadido en una compra.

Las cookies se crearon hace muchos años, concretamente en 1994 surgió la primera. El propósito inicial era guardar un pequeño archivo en el ordenador del usuario y que recordara ciertos parámetros de su navegación. No todos los navegadores soportaban esto, claro.

Posteriormente, las cookies más recientes se guardan en un servidor Web.

Tipos de cookies

Existen diferentes tipos de cookies. Las más comunes se denominan session cookies. Estas se borran cuando cerramos el navegador. Otro tipo son las persistent cookies, que permanecen en un sitio Web durante un periodo de tiempo determinado y se utilizan para rastrear al usuario. Estas últimas se pueden borrar cuando limpiamos los datos de navegación.

Por otra parte, también están las secure cookies. Se encargan de almacenar información cifrada. Solamente están disponibles en páginas HTTPS. En un artículo hablamos sobre la diferencia entre HTTPS y HTTP.

En definitiva, la función de las cookies es almacenar información sobre nosotros, los usuarios. Facilitan y mejoran la experiencia a la hora de conectarnos a Internet. A cambio, eso sí, obtienen datos nuestros, por lo que perdemos privacidad. Es por esto último por lo que en muchos sitios vemos lo de aceptar los términos relacionados con las cookies.