¿Reinicias correctamente tu router? Así deberías hacerlo

En ocasiones pueden surgir problemas que ralenticen la velocidad de nuestra conexión. Puede pasar que no funcione correctamente, que haya microcortes o que incluso no podamos conectarnos. Igual hemos llegado a esta situación después de realizar un test de velocidad y ver que no obtenemos lo que deberíamos. Los problemas pueden ser muy diversos, pero en ocasiones se solucionan simplemente con reiniciar el router. Es posible que incluso llamemos a nuestra operadora y nos indiquen que hagamos eso. Sin embargo, ¿estamos reiniciando bien el router? En este artículo vamos a explicar cómo hacerlo.

Cómo reiniciar correctamente el router

Muchos usuarios piensan que reiniciando el router pueden solucionar los problemas de conexión. La realidad es que sí, es posible que una mala conexión pueda solucionarse. Sin embargo esto depende del error y también de cómo lo hagamos.

No basta con pulsar el botón de apagado e iniciarlo inmediatamente. Es cierto que nuestro router, al menos por un momento, se apaga. Sin embargo no deja de funcionar por completo y todavía hay componentes activos. Esto significa que ese reinicio no se ha hecho como debería.

Lo primero que debemos de tener en cuenta es que un router es como un ordenador. Es como cualquier otro dispositivo con memoria, sistema operativo, etc. Eso sí, lógicamente los recursos son mínimos. Cuando lo reiniciamos, todos estos procesos vuelven a su origen. Pero hay que hacerlo correctamente.

Lo ideal es que, una vez pulsemos el botón de apagado, permanezca así al menos 20 segundos. El motivo de hacerlo es que mantienen una pequeña carga de energía que conservan algunas funciones. Esto hace que el router no llegue a apagarse por completo. Por tanto lo ideal es aguantar un tiempo para que el aparato se desconecte en su totalidad.

Así podemos reiniciar el router correctamente

Solución a diversos problemas

Con el paso del tiempo un router puede tener problemas muy variados. Aunque están diseñados para funcionar las 24 horas del día, con el paso del tiempo puede haber conflicto de IP pública y privada, errores con el firmware o incluso sobrecalentamiento. Es por ello que resulta muy útil e incluso recomendable reiniciar el router de vez en cuando.

Como hemos explicado, no basta solamente con apagar y encender rápidamente el aparato. La clave está en hacerlo correctamente y para ello hay que esperar al menos 20 segundos hasta que volvamos a encenderlo.

Por tanto, si tenemos algún problema con la velocidad de Internet y tras hacer una prueba de velocidad vemos que no nos llega lo que debería, uno de los primeros pasos es reiniciar correctamente el router. Quizás así se solucione el problema.