Test de velocidad de Internet, cómo funciona y en qué consiste

La gran mayoría de hogares cuenta con conexión a Internet. Un servicio, que además todo el mundo quiere que sea lo más rápido posible para poder navegar con fluidez. Sin embargo, la mayoría de usuarios desconocen la velocidad real de su conexión. Por eso, vamos a mostrar a continuación cómo saberla, cómo funciona un test de velocidad de Internet y en qué consiste el test de subida y bajada.

Lo primero que debemos tener en cuenta es que la velocidad de nuestra conexión se puede ver afectada por muchos factores. Por lo tanto, aunque los proveedores de Internet ofrecen una velocidad de conexión, lo normal es que si realizamos un test de velocidad de Internet los resultados no alcancen el máximo ofrecido por el proveedor.

Un equipo antiguo, aplicaciones sin actualizar o estar infectado por virus pueden influir en la velocidad de navegación. Pero un test de velocidad se centra exclusivamente en verificar la velocidad del servicio. No obstante, según el momento del día, la congestión de la red y otros factores externos los resultados del test pueden oscilar.

test de velocidad de Internet

Test de velocidad de Internet

Básicamente, un test de velocidad de Internet verifica la velocidad de carga y descarga de datos de nuestro servicio. Se mide en Mbps (megabits por segundo) y puede ayudarnos a detectar si nuestra conexión tiene algún problema. Cuando nos referimos a la velocidad de carga hacemos referencia al test de subida o velocidad de subida, mientras que la velocidad de descarga se refiere a los resultados del test de bajada o velocidad de bajada.

Cuando se inicia un test de velocidad de Internet, lo primero que hace es detectar el servidos más cercano a nuestra ubicación para comprobar la latencia. Término muy utilizado también y que se refiere al tiempo que tarda en recibir los datos desde este servidor y que se mide en milisegundos. Conoce más en detalle qué es exactamente el ping o latencia de nuestra conexión y cómo interpretarlo.

Test de bajada

Una vez hecho esto, lo siguiente es realizar el test de bajada o comprobar la velocidad de descarga. Esta prueba consiste en descargar pequeños archivos a través de numerosos puertos del ordenador desde el servidor. Durante este proceso se mide la cantidad de bytes descargados en un segundo y se calcula la velocidad de descarga nuevamente en Mbps.

El test de bajada consiste por lo tanto en verificar la velocidad de descarga de datos desde el servidor. Algo que vamos a estar haciendo mientras navegamos, puesto que necesitamos descargar datos para mostrar las páginas web. Por supuesto, la velocidad de descarga es la que influye a la hora de navegar y de descargar archivos desde Internet.

Test de subida

Como el propio nombre indica es el proceso contrario al test de bajada. En esta ocasión se comprueba la velocidad de carga o subida. Durante el proceso se cargan varios paquetes de datos al servidor más cercano y se calcula lo que tarda. Concretamente, se calculan los bytes subido por segundo para convertirlos en Mbps que es como se miden estas velocidades.

Dependiendo si tenemos ADSL o fibra, los resultados pueden variar considerablemente. Incluso. Algo habitual también es que el test de bajada nos devuelva una velocidad de descarga mayor que la de subida. Algo lógico teniendo en cuenta que se descarga mucho más contenido de lo que se carga. En conexiones con fibra simétrica, ambas velocidades se igualan bastante.

Si quieres conocer la velocidad real de tu conexión a Internet, puedes hacerlo desde el test que ofrecemos en este mismo sitio y te mostrará los resultados del ping, test de bajada y test de subida.