Test de velocidad para detectar problemas con el Wi-Fi

Una de las cosas que más interesa a los usuarios cuando se conectan por Wi-Fi es la velocidad. Como sabemos, siempre que nos conectemos de forma inalámbrica vamos a perder velocidad respecto al cable. Ahora bien, el cuánto depende de muchos factores. Depende del router, de nuestro dispositivo, de la distancia… Puede ocurrir que en ciertas partes de la casa no nos llegue una velocidad aceptable. Por ello una buena idea es realizar un test de velocidad.

Test de velocidad para analizar el Wi-Fi

Con un simple test de velocidad podremos averiguar qué puntos de nuestro hogar son más vulnerables para conectarnos por Wi-Fi. Así podremos tomar medidas como instalar un amplificador de red, por ejemplo. O, simplemente, no utilizar el ordenador en esa habitación donde apenas llega conexión.

Así, de una manera sencilla y rápida, sabremos las zonas donde mejor conexión llegue. Esto, además, lo podemos hacer de forma ilimitada para ir delimitando qué espacios tienen mejor cobertura.

Ya sabemos que no sólo es la distancia lo que importa en estos casos. También influyen las paredes, muebles, posibles electrodomésticos que tengamos por el medio, etc. La velocidad puede verse disminuida por diversas causas.

Importancia de una buena conexión

Es posible que para ciertas cosas no necesitemos una gran velocidad, pero sí para otras tareas. Por ello es importante saber qué velocidad de acceso a Internet podemos contar. Si por ejemplo necesitamos realizar una videoconferencia o queremos cargar a un servidor nuestras fotos y vídeos de un viaje, la velocidad es crucial.

En un artículo anterior hablamos de una interesante aplicación que realiza una función similar. Se llama Frtiz!App y su función es la de medir el rendimiento de una conexión Wi-Fi. Nos muestra aspectos no sólo de velocidad, sino también sobre los canales donde estamos conectados, etc.

Además, para quienes deseen amplificar la cobertura Wi-Fi, enseñamos cinco interesantes consejos para hacer que nuestra red inalámbrica llegue con más potencia.

Al fin y al cabo, cada vez nos conectamos más por Wi-Fi. Si hace unos años nuestro acceso a Internet se limitaba a un ordenador y un cable, hoy en día nos conectamos a través del móvil, Tablet, televisión… Cada vez más aparatos están conectados en nuestro hogar. Por eso en la actualidad resulta más importante averiguar qué zonas de nuestro hogar no cuentan con una buena cobertura y así poder tomar soluciones.

Podemos tener un mayor conocimiento simplemente con realizar un test de velocidad de conexión. Así podremos cambiar de lugar un ordenador, por ejemplo, o poner algún tipo de amplificador.