Trucos para colocar el router en el lugar más óptimo

Uno de los problemas más comunes de los usuarios de Internet es la velocidad de su conexión. Pueden ocurrir muchas causas que hagan que la velocidad no sea la deseada. Problemas con el cableado, con el router, tarjeta de red… Pero sin duda una de las más frecuentes es la pérdida de velocidad por WiFi. Para ello existen algunos consejos para mejorar la cobertura. Algunas veces simplemente el problema radica en que no hemos elegido el mejor lugar para poner nuestro router.

La importancia del espacio

En los últimos años se ha popularizado mucho el uso del WiFi. La llegada de los teléfonos móviles inteligentes, tabletas y cada vez más uso de portátiles, ha hecho que dejemos poco a poco a un lado el cableado. Esto significa que su uso es más intensivo y los usuarios exigen más.

Un router normal, a campo abierto, puede alcanzar una distancia de unos 45 metros con su red inalámbrica. Esta distancia, evidentemente, se reduce considerablemente si estamos dentro de casa. Paredes, puertas, muebles, objetos… Todo influye para perder potenciar.

Puede ocurrir que en ciertas distancias de nuestro hogar la conexión inalámbrica no llegue o no sea tan buena como quisiéramos. Por ello vamos a dar algunos consejos prácticos sobre dónde y cómo colocar el router.

El lugar

Lo primero es el lugar. Lo ideal es que el router esté en el centro de la casa. Así nos aseguramos que su rango de acción llegue lo máximo posible. Por ejemplo una casa con un pasillo alargado, no conviene ponerlo en la primera habitación y que la última esté a 20 metros. Mejor colocarlo en una parte intermedia.

Nunca colocar el router en el suelo. Vale, esto es muy raro que alguien lo haga. Pero sí puede ocurrir que lo coloquemos en una mesa baja, por ejemplo. Lo mejor es que el aparato esté lo más alto posible, ya que envía las ondas hacia abajo. Ponerlo en la parte de debajo de un mueble haría que perdiéramos señal contra el suelo.

Alejado de otros aparatos

Aislar lo máximo posible el router de otros aparatos electrónicos. A veces, por comodidad o porque es donde toca, ponemos el aparato junto a la tele, decodificador de televisión, DVD… No es buena idea. Estos aparatos hacen que pierda señal. Lo mejor es ponerlo en un sitio que esté solo, sin otro aparato cerca.

Del mismo modo, intentar no ponerlo pegado a una pared, por ejemplo. Tampoco en una zona donde más allá de ese muro esté la casa del vecino, la calle o una zona desaprovechada. Lo ideal es ponerlo en el sitio más óptimo posible. Un lugar que se pueda aprovechar las ondas de forma circular.

Puedes probar nuestro test de velocidad después de haber puesto en práctica estos trucos y comprobar si ha mejorado.